386B53C9-64E0-4348-B8EB-66037E37739C

Seguro que has oído hablar de los superalimentos, cada poco tiempo sale uno nuevo, todos prometen acabar con el hambre, la obesidad, las enfermedades, vamos que es tomarlos y automáticamente estarás más alta, más guapa y más delgada, y probablemente también hayas contribuido a mejorar el medio ambiente. En realidad todos tienen algo en común son exóticos, generalmente caros, y nadie se ha preocupado de demostrar todas sus supuestas virtudes. Admito que una dieta basada en un alimento consumido desde hace siglos por los indios del altiplano mola más que una dieta equivalente a base de vulgares alcachofas, o brócoli. Sin embargo, eso no implica que vayan a tener ningún efecto positivo en tu salud, ni en tu físico, probablemente después de tomarlos asiduamente la única que estará más delgada será tu cartera, y para eso a nadie le hace falta ayuda. Pero si lo que realmente buscas es adelgazar y, sobre todo, estar más sana, debes detectar qué alimentos te benefician y cuales te perjudican y, sobre esa base, construir una dieta que sea variada y sabrosa, pero también asequible y con productos fáciles de conseguir, si para hacerte la cena tienes que cruzar la ciudad hasta esa herboristería que vende el último superalimento, lo más probable es que acabes pidiendo una pizza, y eso, desde luego, no cuenta como superalimento.

Newsletter