fbpx

compra_0

Si quieres adelgazar tienes que comer mucha fruta. O verduras. O ensalada, o sólo piña, o pollo a la plancha… seguro que has oído consejos de este tipo más veces de las que recuerdas, y desde luego más de las que necesitabas escucharlos, y posiblemente alguna que otra vez les hayas hecho caso, y además de aburrirte y convertir la experiencia de comer en una tortura lo más probable es que no te sirviese para nada, puede que incluso engordases. Seguramente te frustraste y pensaste que el problema era que tú no podías adelgazar, que tu cuerpo era gordo y tendrías que aguantarte, pero no es así.

Cada cuerpo es un mundo, lo habrás oído mil veces, y eso significa que lo que le viene bien a tu familiar, a tu amigo, a tu compañera de trabajo etc. No tiene por qué venirte bien a ti, es probable, incluso, que te perjudique. Una de las partes más importantes del proceso de adelgazamiento es descubrir que alimentos, o prácticas, te perjudican, sin importar el efecto que tengan en los demás, de manera que puedas evitarlas y alcanzar tu objetivo de conseguir y mantener tu peso ideal.

Contactar por WhatsApp
#
Agent (Online)
×

Hola! ¿Necesitas ayuda?