fbpx
C/ Miguel Artigas 6 bajo, Santander 39002
Lun - Vie: 10.00 - 20.00
942 25 11 57 - 609 951 369

Gordofobia

Los humanos somos raros a pesar de que todos tenemos clara la importancia de la empatía, de la solidaridad, de la ayuda a los demás, etc… parece que, al menos una parte importante de nosotros, vamos por la vida buscando algún motivo por el que odiar o despreciar al resto del mundo, como si eso nos ayudase a sentirnos mejor. Pasa en prácticamente todos los campos de la vida, así que, parece inevitable que una de las consecuencias del aumento de la preocupación por el bienestar físico sea, precisamente, el desprecio por los que no encajan en los criterios del fitness. 

Es profundamente ilógico, pero entre las personas que valoran que alguien se machaque haciendo deporte para tener un cuerpo de revista, no es suficiente con la emoción positiva del orgullo por los logros propios o la admiración por los ajenos sino que tienen que acompañarla por el odio y el desprecio hacia las personas que tienen sobrepeso, justificándolo en la falsa idea de que si una persona puede tener esos cuerpos que se ven en las revistas haciendo un gran esfuerzo, las personas que no lo tienen es porque no se esfuerzan, es decir, porque no valen lo suficiente.

No es ya que ignoren hechos evidentes como que prácticamente nadie está gordo porque quiere, ni los inmensos esfuerzos que la mayor parte de las personas con sobrepeso han hecho a lo largo de su vida para tratar de adelgazar, esfuerzos, que no por infructuosos tienen menos valor sino que, incluso si alguien estuviese gordo porque quiere, nadie tiene derecho a despreciarle, a hacerle de menos porque no encaje en un criterio estético que por muy agradable que sea a la vista, para la inmensa mayoría de la gente es sencillamente inalcanzable.

Pero lo peor es que esta moda llamada “gordofobia” está cada vez más extendido, al tiempo que aumenta de forma paralela la sobrevaloración  que se le da en los medios de comunicación a tener un cuerpo “de gimnasio” creciendo no solo el número de personas que siente ese desprecio por quienes tienen sobrepeso, sino la naturalidad con la que lo demuestran. 

Comportamientos que de manera inconsciente relacionas con niños y patios de colegio, pero que ahora se dan en todos los ámbitos de la vida, en nuestro día a día, y que todos lo hemos visto: personas que se creen con el derecho a despreciar o incluso insultar a las personas con sobrepeso porque se creen moralmente superiores por ellas. 

Algo penoso, cruel y propio de personas ignorantes y carentes de respeto. 

Yo  por educación me voy a callar como yo les llamaría. 

Contactar por WhatsApp
#
Agent (Online)
×

Hola! ¿Necesitas ayuda?