fbpx
C/ Miguel Artigas 6 bajo, Santander 39002
Lun - Vie: 10.00 - 20.00
942 25 11 57 - 609 951 369

La montaña rusa de las dietas

Las montañas rusas son divertidas: la velocidad, los cambios bruscos de dirección, las rápidas subidas y (sobre todo) bajadas; pero una cosa son los parques de atracciones y otra que convirtamos nuestra vida o nuestro peso en una montaña rusa permanente. A todos nos ha pasado, que de pronto un día te das cuenta de que tienes que adelgazar y sin dudarlo ni un instante te pones a dieta, eliminas de tu alimentación diaria cualquier cosa remotamente sabrosa, y te preparas para sufrir durante una temporada. 

Al principio funciona y bajas con rapidez así que te sientes feliz, pero la dieta es dura, y un día se te cruza una tortilla de patata que te mira con ojitos tiernos, y antes de darte cuenta has mandado la dieta a freír espárragos y empezado a subir peso de nuevo, con más rapidez aún. 

La subida se alarga hasta que un día descubres que has recuperado todo el peso y algunos kilos más de propina, por lo que te pones de nuevo manos a la obra, está vez en serio, vas a eliminar incluso cualquier alimento que huela bien, esta es la dieta buena, la definitiva, así que empiezas a adelgazar hasta que ya no aguantas más y  obviamente, vuelves a engordar.

Y así te pasas la vida, bajas, subes, bajas, subes más, etc… en una montaña rusa que no es divertida, sino terriblemente frustrante y deprimente hasta que al final te das cuenta de que con esas dietas estrictas lo más que has perdido ha sido el tiempo. 

Pero la buena noticia es, que se puede salir de ese circulo vicioso, descubriendo el origen emocional que te mantiene atrapada en tu sobrepeso y a los alimentos que, a ti, y sólo a ti, te perjudican. Sin pasar hambre, sin sufrimiento absurdo, sólo cambiando tu relación con la comida, única forma de abandonar la montaña rusa de forma definitiva y bajar a tierra sintiéndote liberada del absurdo juego de las dietas.

Contactar por WhatsApp
#
Agent (Online)
×

Hola! ¿Necesitas ayuda?