fbpx

070F6F50-4A87-46F6-884E-9B7267DC17C4

Uno de los aspectos más deprimentes de tener que perder peso, especialmente si son bastantes kilos, es tener que plantearse un objetivo a varios meses vista. No es nada fácil ser constante en una dieta si tu objetivo es verte bien o alcanzar tu peso ideal y eso no ocurrirá al menos hasta dentro de unos meses o, lo que es muy habitual, hasta el verano ya que con ese planteamiento ni se aprecian los avances ni se perciben de la misma manera los “tropiezos”, al fin y al cabo, si no vas a obtener réditos hasta dentro de medio año que más da que te pases unos días y lo retrases una semana, o un mes… Seguro que la sensación te suena. Sin embargo es fácil evitarla y convertir los objetivos en tus grandes aliados, simplemente tienes que dividir el gran objetivo en multitud de logros más pequeños, procurando que sean exigentes, pero cercanos y sobre todo factibles. De esa manera en lugar de pensar en todo lo que te queda por hacer te emocionaras con cada objetivo que vayas logrando y, por qué no, puedes concederte una pequeña recompensa por alcanzarlos, lo que aumentará tu motivación y tu entusiasmo. Pero, eso sí, que la recompensa no sea chocolate 😉.

Contactar por WhatsApp
#
Agent (Online)
×

Hola! ¿Necesitas ayuda?